* ESTRELLA DE PARÍS *

 

Ludmila Pagliero Nommée Etoile

 

Desde su camerino en la Ópera del Palacio Garnier,Ludmila Pagliero, cuenta su historia, de manera simple y natural,   desde su partida desde Buenos Aires hasta su meta máxma: París, donde paso a integrar uno de los ballets más exquisitos y exigentes del mundo

 Nacida en Buenos Aires hace 28 años,  Ludmila Pagliero es la única bailarina latinoamericana del Ballet de la Ópera de París. Esta es su primera temporada en su papel de “étoile”, o bailarina estrella, Ludmila Pagliero brilla como “estrella” de la Ópera de París.

 

 

 …..”Todos mis sueños de bailarina comenzaron en el Teatro Colón” de Buenos Aires”  .. recordó,, en vísperas de la inauguración, en la que asumirá por primera vez su papel de “étoile”.

 

“Mi historia es bastante atípica”, y no oculta que su vida está hecha de “azares, grandes sacrificios, y grandes satisfacciones”. “Fue algo totalmente inesperado”,y con la “sorpresa, alegría, y también miedo” que vivió esa noche, cuando al final del estreno de “La Bayadera”, en la que interpretó el rol de Gamzatti, se anunció su nombramiento como “estrella”.  

La noche del 22 de marzo pasado, Nicolás Joel, Director de la Opéra National de Paris, junto a Brigitte Lefèvre, Directora del Ballet, honraron a la extraordinaria bailarina, Ludmila Pagliero -única argentina integrante del Ballet de la ONP- con la categoría de “danseuse étoile”, máximo título que otorga la prestigiosa compañía francesa

“Fue un sentimiento de mucha sorpresa, porque no me lo esperaba, de alegría inmensa, y al mismo tiempo de miedo, porque todo lo que había soñado durante tanto tiempo se hacía realidad, y ahora tenía que asumir el rol de ‘étoile’, y,…  “Me llevó unos cuantos días darme cuenta de lo que me había sucedido”.

El nombramiento se produjo tras la función de La Bayadera de Rudolf Nureyev, como reconocimiento a su brillante interpretación de Gamzatti, junto a Josua Hoffalt (danseur étoile desde hacía quince días) como Solor, y Aurélie Dupont, danseuse étoile, como Nikiya.

 

“No estaba previsto que yo bailara en esa producción. Yo estaba bailando en esos momentos en otro ballet de la Ópera Garnier. Pero en la Ópera Bastilla estaban ensayando ‘La Bayardère’ y hubo problemas con el rol de Gamzatti”,  y llegó un día que no había más nadie para bailar ese rol. La danza es un arte viviente y estas cosas suceden“, subrayó.

” Probé, ensayamos una hora, me recordaba de todo. Todo salió bien y la noche de la primera representación fue histórica”, …. La bailarina reconoce,  que ..”tantas cosas en su vida han sido “excepcionales”.

 

 

“No sólo soy la primera bailarina latinoamericana que entra en el mundo de la Ópera de París”, sino que los casos de bailarines de este cuerpo de ballet que no pasaron antes por la estrictísima École de Danse de la Ópera son rarísimos. Y el mío es uno uno de esos“, destaca. Recuerda también  que empezó a bailar a los siete años, danza jazz, pero que sus profesores, al ver sus “condiciones, que tenía el cuerpo, la musicaldad”, la estimularon que probara el ballet.

“Y me enamoré del ballet, a los ocho años”, dice,  que luego entró a estudiar en el Instituto Superior de Artes del Teatro Colón de Buenos Aires, equivalente argentino de la Ópera de París. “Me enamoré de la danza clásica, me obsesioné con la disciplina que se necesita. No había audiciones en el Teatro Colón,…” mi preocupación era adónde ir, para seguir aprendiendo y bailando”, explica.

Es importante destacar que la formación de esta bailarina no tuvo lugar en París sino en Buenos Aires. Algunos de sus maestros fueron Olga Ferri, Andrea Bengochea, Héctor Barrile y Rina Valverde del Instituto Superior de Arte del Teatro Colon entre otros

 

 

 

Y a los 16 años ingresa al Ballet de Santiago de Chile. Allí se convirtió en solista, antes de ser admitida, el año siguiente, en el cuerpo de ballet de la Ópera de París, compuesto por 154 bailarines permanentes.  Confesó que sueña con bailar los roles femeninos trágicos, románticos: el “Lago de los Cisnes”, “Giselle”, “Romeo y Juliette”. “El drama, el amor, la pasión, todo eso me atrae”.

Ingresó como refuerzo en la Opera National de Paris, y en 2007 pasó de corifea a solista, donde el trabajo es muy intenso: clases, ensayos de lunes a viernes, con varias funciones semanales

Su trabajo implicaba  más de 150 funciones al año.

Asumió roles importantes en obras como “La dama de las camelias” de John Neumeier; “Manon”, de Kenneth MacMillan; “In the Night” de Jerome Robbins, “La Casa de Bernarda Alba” de Mats Ek, “La consagración de la primavera” de Pina Bausch, entre otros.

Su repertorio destaca papeles en obras de ballet clásico y contemporáneo.

 

 

 

¡ Pureza, Elegancia y Clase MAGNIFICA LUDMILA !

 

 

 

FUENTE http://ludmilapagliero.com/ – Balletin Dance – DANZA HOY EN ESPAÑOL-  Yahoo OMG   –

 

Tags

You may also like...

2 thoughts on “* ESTRELLA DE PARÍS *”

  1. Gloria Cruz dice:

    Muy lindo este articulo Clelia. Te felicito! Excelente contenido!
    Me encanta la historia de vida de Ludmila! Soy una de tus suscriptoras!
    Muchas gracias por compartirlo!
    Saludos desde Brasil!

  2. Clelia Lucia dice:

    Muchas gracias Gloria por tus comentarios y tu participación en el blog. Entre tod@s hacemos más y mejor. Es un placer comentar hechos notorios de la vida de toda mujer y en este caso, en particular, como otras tantas destacadas, mucho más. Continuemos mejorando y compartiendo. Saludos muy cordiales! Clelia Lucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A MI BOLETIN

Tu nombre:
Email:

Mejores links de Internet

Categorias

Archivos

Ranking Alexa