En Belen de Judea…

 

Fue nacido Jesús en Belén de Judea en días del rey Herodes,
unos magos vinieron del oriente a Jerusalem,
Y diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido?
porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Y oyendo esto el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él.
Y convocados todos los príncipes de los sacerdotes,
y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

Y ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
Y tú, Belén, en tierra de Judá, no eres muy pequeña entre los príncipes de Judá;
Porque de ti saldrá un pastor, que apacentará a mi pueblo Israel.

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos,
entendió de ellos diligentemente el tiempo del aparecimiento de la estrella;
Y enviándolos a Belén, dijo: Andad allá, y preguntad con diligencia por el niño;
y después que le hallareis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron:                                                                                                                                                                                                                                                                                   y he aquí la estrella que habían visto en el oriente, iba delante de ellos,                                                                                                                                                                                                                                        hasta que llegando, se puso sobre donde estaba el niño. 

Y vista la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Y entrando en la casa, vieron al niño con su madre María,
y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros,
le ofrecieron dones, oro, incienso y mirra.

Y siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen al rey Herodes, se volvieron a su tierra por otro camino.

Evangelio de San Mateo (Cap.2, vers. 1-12)

 

¿Qué regalaron los Reyes Magos al Niño Jesús?

Oro, incienso y mirra. 

 

 

 

Cada regalo que los Reyes Magos ofrecieron al Niño Jesús tiene un valor simbólico.

  • El valioso oro aclama a Jesús como Rey de Reyes, 

  • el aromático incienso aclama a Jesús como Dios,

  • y la mirra (sustancia o perfume utilizado en el embalsamamiento de cadáveres) reconoce a Jesús como hombre mortal. Dios, Rey y Hombre.

 

¿Cuál es el sentido de estos regalos?

 

*  Símbolo del Rey: el oro

 

Baltasar (Serakin), de raza negra, procedente de Africa, entrega el oro, el más precioso de los metales.

El Oro es el símbolo del Rey.

 

La descripción de los tres reyes magos fue hecha en el siglo XIV por un monje benedictino, Beda, que los describió en un códice.

 

 

Todos sabemos lo que es el oro: el metal valioso que acostumbramos relacionar con la riqueza y el poder.

Antiguamente las monedas de más alto valor eran de oro. Entonces no existía el papel moneda, esto es, lo que hoy llamamos “billete”.

El oro traído al pesebre de Belén fue, pues, un regalo simbólico.

Es como si al depositar a los pies del niño Jesús el cofrecito con monedas de oro, el primer sabio de Oriente hubiese dicho:

  • “Te traigo oro porque reconozco en Tí al que ha de tener más poder que todos los reyes de la tierra, al que ha de ser Rey de los Reyes”.

 

 

* Incienso, – Símbolo de Dios

 

Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes magos procedente de Asia,  entrega el incienso,

El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico.

El incienso en el símbolo de Dios. En muchas religiones el incienso se utiliza en los ritos religiosos.

Le daban un valor de su peso en oro a esta resina. Lo más apreciado de la época para el Niño Dios.

 

 

El incienso es una resina olorosa que se quema en ceremonias religiosas. Es un producto oriundo de Oriente.

El uso del incienso como símbolo de adoración a Dios o de respeto a cosas relacionadas con Dios, es una tradición muy antigua, anterior al Cristianismo.

El incienso sigue usándose hoy en ceremonias religiosas de varias iglesias cristianas.
Lo usan en su liturgia, por ejemplo, la Iglesia Católica Romana, La Iglesia Ortodoxa Griega y la Iglesia Anglicana (inglesa).

El incienso fue otro regalo simbólico en el pesebre de Belén. Es como si al depositar a los pies del niño Jesús el cofrecito conteniendo incienso, el segundo sabio de Oriente hubiese dicho:

  • “Te traigo incienso porque reconozco en Tí al que todos han de reconocer como a su Dios verdadero.”

 

*Mirra, – Símbolo del hombre

 

Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa entrega la mirra.

La mirra es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalía.

Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. La mirra es el símbolo del hombre.

 

 

 

La mirra es una sustancia perfumada que los antiguos tenían por un bálsamo precioso.

Viene en forma de lágrimas y tiene un color rojizo.

He aquí, pues, características que pueden convertir la mirra en un símbolo del hombre:

  • el color rojo representaría la sangre, la forma de lágrima representaría el dolor.

  • La mirra simbolizaría así la sangre y el dolor del hombre convirtiéndose en bálsamo para el género humano.

La mirra constituye otro regalo simbólico en el pesebre de Belén.

Es como si al depositar a los pies del niño Jesús el copón conteniendo mirra, el tercer sabio de Oriente hubiese dicho:

  • “Te traigo mirra porque reconozco en Tí al Hijo del Hombre que ha de sufrir y derramar su sangre por salvar a la humanidad doliente”.

 

 

 

San Gregorio Magno encuentra nuevos significados para estos tres presentes.

  • El oro, dice, es la sabiduría;

  • El incienso, es la virtud de la oración;

  • La mirra, la mortificación de la carne:

  • “Ofreceremos, pues, oro a este nuevo Rey, si resplandecemos delante de él con la luz de la sabiduría; el incienso, si por medio de la oración con nuestras oraciones exhalamos en su presencia olor fragante; y mirra si con la abstinencia mortificamos los apetitos de la sensualidad”

 

 

Con el amanecer del próximo  día, sera Día de  Reyes.  Entendamos el enorme significado de la fecha, y preparemos los festejos  y homenajes que como tales corresponde en toda la humanidad, adultos, y en especial los niños, que participan de ella encantados.

Y por favor :

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags

You may also like...

0 thoughts on “En Belen de Judea…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A MI BOLETIN

Tu nombre:
Email:

Mejores links de Internet

Categorias

Archivos

Ranking Alexa